Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

¿A qué edad le compro un móvil?

La pregunta que se repite una y otra vez en cada charla, curso y taller que imparto, por parte de los padres es esta: ¿a qué edad le podemos comprar un móvil?

Mi respuesta siempre es la misma, para desgracia de los padres, “esa es una decisión que nadie puede tomar por vosotros, lo decidís en casa, con los dos padres en completa coordinación”. Lo que sí puedo hacer es darles unas pautas para que tengan más información a la hora de pensarlo y decidirlo.

Edad apropiada para comprar un móvil a un menor

Recientemente la empresa de juguetes Imaginarium ha anunciado que sacaba al mercado el primer móvil para niños, recomendado a partir de los 6 años. Podéis ver la noticia completa en el siguiente enlace: El primer smartphone para niño: así es Paquito Mix, con este tipo de noticias y con la cantidad de charlas, talleres, cursos y ponencias que llevo dadas en 4 años, aún sigo pensando si es que estamos locos.

Paquito-Mix

En estadísticas del año pasado de diversos estudios realizados en España, afirmaban que la edad media para que un menor tenga un móvil en España es de 10 años, y que con la progresión que se llevaba, en 2014 (este año) la media bajaría a los 9 años.

No es que la idea de Imaginarium sea mala, ya que el móvil en cuestión trae distintas formas de configurar el control parental: dejarlo completamente abierto para el menor, configurarlo restringiendo el acceso a webs, aplicaciones o llamadas incluso, o bien seleccionar solo aquellas webs o aplicaciones que sus hijos podrán utilizar.

Pero el problema va más allá:

– El móvil no debe ser tomado como una videoconsola, de ahí el grave error de dejarlo de forma reiterada como tal, con el peligro consecuente de que accedan a contenido inapropiado, borren datos, cometan gastos o llamadas, etc.

– Hay que educarles en un uso y consumo responsable, dando un móvil a un niño de 6 años, lo que se le está diciendo no es lo adecuado. Si es para jugar, existen las videoconsolas.

– Habría que educarle en todos los riesgos que existen en Internet, ya que se le da un dispositivo con acceso al mismo, y son riesgos que la mayoría de los padres desconocen, por lo que no pueden enseñárselos.

– La mayor parte de servicios en la Red exigen en España, tener más de 14 años para tener una cuenta y ser utilizados: redes sociales, mensajería, correo electrónico… O bien mienten en la edad al abrirse un perfil o bien usan los de los padres. Cualquiera de las dos opciones no es buena, los menores deben cumplir la edad mínima, por lo que un móvil inteligente, antes de los 14 años no tiene lógica. Si es un móvil sin acceso a internet y solo para llamadas, entonces bien.

Si se lo damos antes de los 14 años y le dejamos que se abra cuentas y/o use las nuestras, le estaremos enseñando a infringir la Ley, nosotros, sus padres. Además de que cualquier delito o incidente que cause, la responsabilidad será nuestra.

Como digo, antes de los 14 años no deberían tener un smartphone, que les va a poner en el punto de mira de una serie de peligros, con consecuencias bien reales, que además, en la mayoría de los casos, no les enseñamos previamente a utilizarlos de forma adecuada y con precaución… ¿Si a los 6 años le regalas un smartphone, qué le regalarás a los 14 años, un coche?

En este punto es donde los padres me dicen que la presión del grupo es muy grande y que todos sus amigos con 11 y 12 años ya tiene móviles, y les digo que es verdad, pero que los que ponen las normas son ellos. Que a lo mejor no se puede esperar a los 14 años y se lo regalamos a los 12 años, pues bien tan bien, pero con los padres con las ideas claras y las normas bien establecidas y sabidas por el menor: consumo responsable, a las 21:00 se apaga y se entrega el móvil a los padres, no se da de alta en ningún servicio que requiera ser mayor de 14 años, se utilizará solo en situaciones que no se considere falta de educación, no interferirá en la vida familiar ni en el rendimiento académico……

Ahora la decisión es vuestra, pero descubrir antes todos los peligros a los que se puede enfrentar un menor con un móvil inteligente: grooming, sexting, ciberbullying, estafas sms premium, suplantación de identidad, vamping, FOMO, afectación del rendimiento académico por abuso, dependencia, infección del dispositivo y espionaje desde otro dispositivo, consecuencias e implicaciones legales, etc.

email

Share