Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

Bullying, 10 claves para meditar

Hoy os quiero hacer un pequeño resumen de una estupenda guía que he encontrado acerca del bullying. En ella se nos cuenta lo qué es el bullying, sus aspectos más relevantes, y cuya pretensión es ayudar a identificar y a afrontar situaciones de acoso escolar o maltrato entre iguales.

La guía ha sido elaborada por Jordi Collell y Carme Escudé en el ámbito de la enseñanza secundaria y podéis conseguirla íntegra en el siguiente enlace:

Y tú, ¿qué puedes hacer?

10 claves para meditar

A modo de resumen, os voy a citar los 10 aspectos clave que maneja esta guía y en los que aconsejan sus autores pararse a pensar:

– El bullying no es una broma: en una broma todos ríen y se divierten. En el maltrato se vulneran los derechos de alguien, y éste sufre, no se divierte.

– Nadie merece ser maltratado: por mucho que pensemos que en ocasiones alguien pueda merecerlo, siempre hay otras vías. No podemos atacar el bullying utilizándolo al mismo tiempo.

– No respondamos al bullying de la misma forma: en muchas ocasiones lo único que conseguiremos será empeorar la situación.

– Los que sufren el bullying no son débiles ni raros: los cobardes son los que atacan o menosprecian en grupo, y son ellos los que tienen el problema.

– Los chicos no son los únicos que maltratan: no es una cuestión específica del gen Y, las chicas también practican bullying, aunque sea más frecuente en ellas el uso de otros métodos o tácticas para llevarlo a cabo.



– Denunciarlo no es “chivarse”: es un problema de todos al que hay que poner fin, y lo primero para lograrlo es comunicarlo a los responsables del centro y/o a las autoridades competentes.

– Las víctimas del bullying sufren fuertes consecuencias: no solo fuertes consecuencias, sino además duraderas, y que muchas veces contribuyen a marcarles y a transformar su carácter y forma de actuar ante las relaciones sociales.

– Cuando somos espectadores de un episodio es mejor no meterse en medio: pero lo que sí debemos procurar es la forma de que se detenga, avisando, por ejemplo, a los responsables del centro.

– Castigar a los acosadores y participantes es una posibilidad: pero no es la única vía de solución. Hay que procurar una buena convivencia en los centros escolares y atajar este tipo de problemas de su raíz.

– La ayuda no es solo para la víctima del bullying: hay que ayudar también a los que agreden y a los que participan. Debemos estar todos involucrados en estos problemas si queremos solucionarlos de verdad.

La guía tiene varios apartados más, que desde mi punto de vista, no tienen desperdicio, por ello os recomiendo que piquéis en el enlace que os he dejado arriba y la leáis completa, ya que os llevará poquito tiempo. Incluso, con permiso de sus creadores, los responsables de los centros, os podéis plantear una campaña de difusión de dicha guía y de implantación de un plan de prevención del bullying, si no lo tenéis ya en marcha.

email

Share

, ,