Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

Cómo actuar ante el bullying si eres educador

Los educadores son una figura crucial en el desarrollo de los niños, no solo en su formación académica, también en el desarrollo de su persona.

Ventajas del educador para actuar ante el bullying

Las principales ventajas frente a otras figuras importantes en la vida del niño son:

–          Tiene un contacto diario con el niño.

–          Tiene un buen conocimiento sobre cómo es el niño y cómo actúa.

–          Está en una posición privilegiada para poder actuar ante el bullying o acoso escolar.

–          Puede ser una pieza fundamental en la prevención del bullying, pero también de su tratamiento.

–          El educador puede observar, comparar y distinguir al niño que tiene unos comportamientos y desarrollo adecuados a su edad de los que no lo tienen.

–          Pueden distinguir a las víctimas del bullying o del ciberbullying por distintas vías:

  • El niño puede contárselo directamente, ya que es una figura de referencia para él.
  • Se lo puede contar un amigo del niño afectado.
  • Puede observarlo y sospecharlo por el comportamiento del niño.
  • Puede observarlo a través de lesiones, heridas, etc.

–          El educador tiene obligación ética y social de actuar ante aquellos casos que observe o conozca de bullying o acoso escolar.


educador y bullying

Qué debe hacer el educador si sospecha o conoce un caso de bullying o ciberbullying

–          Si comienza a sospechar, es adecuado que le observe en distintas situaciones, (en clase, recreo, a las entradas y salidas, las relaciones con otros niños y con los adultos…) De esta forma, podrá ir recogiendo indicadores que permitan certificar de algún modo la sospecha inicial.

–          Es bueno que se informe del entorno familiar y social del niño.

–          Es conveniente dejar de lado las emociones y los sentimientos de repulsa que los casos de bullying o acoso escolar pueden originarle. Debe ser imparcial y dejar a un lado cualquier tipo de prejuicios, antes de iniciar acciones para atajar el problema.

–          Debe asumir la responsabilidad de proteger a los niños de este tipo de acciones, para facilitarles un correcto desarrollo psicofísico.

–          Es conveniente que pregunte con “tacto” al niño por este tema, y que le escuche con atención, demostrándole que puede confiar en él.

–          Algo fundamental es intentar tranquilizar al niño, transmitiéndole, lo primero, que él no es el culpable de estar sufriendo el bullying.

–          Es necesario que recoja por escrito, con fecha incluida, todo lo que le relate el niño sobre dicho acoso escolar.

–          Cuando le surjan dudas sobre sí es realmente o no un caso de bullying, o el papel que tiene el niño en dicho caso, es conveniente recoger información de otras fuentes (otros educadores, tutores, padres y familiares, otros compañeros no directamente implicados…)

–          Debe tomar en serio todo lo que le cuente el niño, que no es lo mismo que darle toda la credibilidad. El contrastar la información con más fuentes es lo que se lo otorgará.

–          Cuando hable con el niño, debe hacerlo en un lugar privado, evitando lugares que sean adversos para el niño. No debe mostrar asombro, preocupación, enfado… y es conveniente mantenerle informado de las acciones futuras que llevará a cabo para atajar el problema.

email

Share

, ,