Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

Como averiguar si tu hijo hace bullying o es acosado

bullying acoso escolar

Saber identificar si tu hijo está participando en un proceso de bullying como acosado, acosador u observador, es imprescindible para que puedas actuar adecuadamente. El acoso escolar o bullying es una situación delicada que no puede ignorarse.

Claves para averiguar si tu hijo es “acosador” o “acosado”

Es una tarea propia de los padres y que no debe obviarse, ni escudarse en el clásico “es cosa de chicos”. Ya que esas cosas de chicos puede tener consecuencias más o menos graves en los implicados en el bullying y en todos los que le rodean. De ahí la importancia de ejercer nuestra responsabilidad como padres.

Características para sospechar que nuestro hijo está siendo acosado

  • Baja autoestima y gran inseguridad, que pueden ser a la vez tanto causa como consecuencia del bullying o acoso.
  • Suelen tener un carácter débil, sumiso, introvertido, tímidos, aunque no siempre tiene que cumplirse…
  • Tienen escasas habilidades para establecer y mantener relaciones sociales.
  • Puede darse una sobreprotección familiar en estos casos.
  • Altos niveles de ansiedad y angustia, previos y posteriores al acoso.
  • Presencia de lesiones físicas como golpes o hematomas, que suele justificar con caídas, resbalones, etc.
  • Cambios fuertes en el estado de ánimo y en el humor.
  • Pérdida o rotura de pertenencias que lleva a la escuela.
  • Evita excursiones y cualquier evento que implique contacto con el acosador.
  • No quiere hablar de todo lo relacionado con el colegio.
  • Desciende el nivel del rendimiento académico.
  • Pueden aparecer pesadillas y terrores nocturnos, alteraciones del sueño y mala calidad del mismo.
  • Alteraciones en el apetito y aumento del riesgo de conductas alimentarias inadecuadas.
  • En ocasiones será necesario que te pongas en manos de un experto en el tema, un psicólogo puede ser de gran ayuda.


bullying acoso escolar

Características para sospechar que nuestro hijo es “acosador”

  • Es agresivo y muy impulsivo.
  • No suele tener sentimiento de culpabilidad (“el otro se lo merece”)
  • Percibe siempre que las intenciones de los demás son agresivas hacia él.
  • Suele haber carencia de fuertes lazos familiares.
  • Suele llevar la voz cantante en el grupo, aunque no tiene por qué darse siempre.
  • Muestra prepotencia y agresividad con hermanos y amigos, y no tiene consideración con los sentimientos de los demás (escasa empatía).
  • No cumple las normas de los padres y puede ser difícil de tratar.
  • Suele defender o incluso enorgullecerse de la conducta agresiva.
  • No asume responsabilidades ni pide perdón, ya que no se ve responsable de estos actos.

Si tienes sospechas de que tu hijo está en un proceso de bullying o acoso escolar, no lo dejes pasar, habla con él, infórmate del tema, acude al colegio. Es nuestra responsabilidad como padres el atajar cuanto antes estas situaciones, que tantos perjuicios pueden acarrear.

 

 

email

Share

,