Facebook
Sígueme en Facebook

Consecuencias del Bullying o acoso escolar

Por desgracia el bullying o acoso escolar sigue siendo un problema bastante ignorado en nuestros días.

No obstante la sensibilización hacia este problema ha aumentado bastante en nuestros días, fundamentalmente por dos hechos, por las consecuencias que acarrea y también gracias al trabajo de asociaciones y profesionales, que denuncian a diario la existencia y los efectos del bullying.

Consecuencias del Bullying

Cuando el bullying no es atajado, bien porque no se conoce, bien porque no se quiere atajar, va a tener a corto y medio-largo plazo una serie de consecuencias perjudiciales y serias, que no deben ser infravaloradas, y que en muchas ocasiones van a necesitar de atención profesional. Algunas de las consecuencias que puede producir el bullying o acoso escolar son:

Consecuencias sobre el acosado

-          Problemas de rendimiento académico y fracaso escolar.

-          Problemas relacionados con la autoestima.

-          Ideas e intentos de suicidio.

-          Trastornos emocionales y cuadros depresivos.

-          Fobia al colegio y fobia social.

-          Baja expectativa de logro y sentimientos de inferioridad.

-          Problemas físicos: heridas, contusiones, alteraciones gastrointestinales, dolores de cabeza…

-          Problemas psicológicos: alteraciones del apetito y conductas alimentarias inadecuadas, enuresis y conductas regresivas,  trastornos del sueño como las pesadillas y los terrores nocturnos, síntomas de depresión y ansiedad, conductas agresivas, rutinas obsesivas, síndrome de estrés postraumático, etc.


consecuencias bullying

Consecuencias sobre el acosador

-          Bajo rendimiento académico y fracaso escolar.

-          Muchas conductas antisociales y probabilidad de conductas delictivas.

-          Falta de empatía y relaciones sociales negativas.

-          Alta autoestima pero nula autocrítica.

-          Falta de control de impulsos, ira y agresividad.

-          Depresión, ideas e intentos de suicidio a largo plazo.

-          Problemas de exclusión social.

Consecuencias en los espectadores

-          Sentimiento de culpabilidad.

-          Sumisión y miedo.

-          Pérdida de empatía y desensibilización ante estas situaciones.

-          Asume la violencia y este tipo de conductas como válidas para conseguir objetivos.

-          Persistencia de síntomas a largo plazo y en la edad adulta.

Por desgracia en la actualidad, cuando se consigue demostrar, es al agredido, al que se le cambia de centro educativo, facilitando que además este cambio pueda tener otras consecuencias psicológicas por la necesidad de adaptación al nuevo medio.

No cerremos los ojos ante el bullying o acoso escolar, no es cosa de niños, es un problema que afecta a todos. Las “gamberradas” no deben aceptarse socialmente, no son graciosas para el que las sufre. Hay que intervenir.

email

Share

, ,