Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

¿Debemos espiar lo que hacen nuestros hijos en Internet?

Muchos padres se preguntan hoy en día si es lícito o no, espiar lo que hacen sus hijos por Internet, con la finalidad de que no se metan en líos y de protegerlos de riesgos.

Pero antes de abordar la cuestión de si es o no legal, hay que decir que, el espionaje parental no es igual a la educación digital. Lo que los padres y/o responsables de los menores deben poner en práctica en cuanto al ámbito digital se refiere con los menores, es una buena educación digital. Pero, ¿qué es la educación digital? Vamos a resumirlo en una serie de puntos:

  • Es una función de la familia
  • Es educar a los menores en el uso responsable de las tecnologías y de Internet
  • Es poner normas, límites, horarios, situaciones para el uso de las TIC en la familia y para toda la familia
  • No es prohibir, es fomentar el uso responsable
  • Es respetar las edades legales de los distintos servicios y las edades recomendadas
  • Es dar un buen ejemplo en el uso de las TIC
  • Es usar las TIC con ellos desde que son pequeños
  • Es estar formados e informados en su uso y sus riesgos
  • Es controlar lo que hacen, supervisar y servir de apoyo
  • Es ofrecer otras alternativas de ocio a las TIC…

Alternativas ocio

 

La verdad es que los padres, hoy en día, contamos con muchas herramientas y métodos de supervisión y control de lo que los menores hacen en la Red, aunque también, ellos tienen métodos y formas de saltarse este control. La cuestión es que no se debería tratar de de espiar o no espiar, si no de supervisar, que es un concepto bien distinto.

Para aquellos que no lo sepan, espiar a los menores en sus comunicaciones digitales puede ser un delito, ya que están amparados por distintas normativas en España que les protegen el secreto de sus comunicaciones.

Espionaje parental

Otra cuestión muy distintas es la supervisión parental. Espiar, es vigilar lo que hacen sin su consentimiento. Yo, particularmente, no soy partidario, a no ser que existan sospechas fundadas de que pueda estar involucrado el menor en algún caso de sexting, grooming, ciberbullying… En estas situaciones y siempre que esté la sospecha verdaderamente fundada, se podría llevar a cabo con eel objetivo de protegerlo. De hecho en este sentido, algún juez ya ha dado la razón a los padres.

Noticia

El camino lógico, como comentaba, es la supervisión parental, es decir, supervisar lo que hace, con el consentimiento del propio menor y usando programas de control parental. Esta medida es lógica y adecuada sobre todo cuando hablamos de edades entre los 8 y los 15 o 16 años, posteriormente, ellos mismos cada vez irán reclamando más privacidad y habrá que mostrarles confianza. Pero en este rango, que puede variar según el caso y la situación de la propia familia, el menor debería compartir claves, navegar y usar las TIC con sus padres y en presencia de ellos y tener un programa de control parental instalado en sus dispositivos.

Pautas

Esto que aquí suscribo, son mis recomendaciones, creo que es lo lógico y lo adecuado para evitar problemas con las TIC en el menor. Como decía, se trata de impartir una adecuada educación digital desde la familia, no de espiar lo que hacen los menores en Internet.

Y tú ¿qué piensas?

email

Share