Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

El control parental de internet

Los padres de hoy en día tenemos que actualizarnos constantemente con el aumento de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. El control parental de internet es otra herramienta que tenemos los padres para filtrar los contenidos que ven nuestros hijos en la red.

El enseñarles a utilizar internet y conocer sus límites y sus peligros, es una nueva tarea educativa que debemos asumir como padres, y que no podemos pasar por alto ante peligros actuales y reales como los fraudes, el ciberbullying, etc.

Hoy vamos a hablar de esto precisamente, del control parental, y para ello os voy a reproducir parte de un buen artículo que nos ofrece INTECO, sobre el control parental en internet.


control parental

El control parental y el filtrado de los contenidos

El control parental hoy en día es ofrecido por la mayor parte de navegadores y sistemas operativos. pero además de esto, hay muchos programas que nos ofrecen posibilidades de control parental. Veamos distintas técnicas de filtrado de internet para nuestros hijos:

Control del tiempo

Se ofrece la posibilidad de determinar el tiempo que el menor puede estar conectado a Internet; la limitación podemos realizarla por horas y días por semana. Resulta muy útil cuando no queremos que el niño se pase las horas muertas delante del ordenador y también ayuda a determinar el tiempo de conexión de los niños que están solos en casa.

Bloqueo de palabras clave

Consiste en bloquear las páginas que contengan aquellas palabras que creamos que llevan asociadas contenidos inapropiados (sexo, apuestas, drogas, casino,…). Tiene una pega y es que con ésta técnica se pueden producir numerosos “falsos positivos”, es decir, corremos el peligro de bloquear contenidos que pueden no ser nocivos para los menores ya que se bloquean las palabras aisladamente, sin tener en cuenta el contexto en el que se hayan integradas.

Registros

Realiza un recuento de las páginas que han sido visitadas o a las que se ha intentado visitar. Sirve para revisar y comprobar los hábitos de navegación de los menores.
Esta técnica no precisa que el menor sea consciente de que los contenidos están siendo limitados, pero como ya hemos comentado con anterioridad, la base de una navegación segura es el diálogo entre padres/educadores y niños. Además, esta falta de confianza puede derivar en inseguridades y descrédito por parte de los niños hacia sus padres.

Bloqueo de programas

Bloqueo de determinada información de servicios del tipo mensajería instantánea, correo electrónico, descarga de programas, etc.
Con el bloqueo de estas páginas, es evidente que se bloquea también un uso incorrecto de las mismas. Algunas herramientas permiten además, el bloquear la salida de determinada información, ya sea de manera voluntaria o por accidente (nombre, dirección, datos bancarios,…).

Listas blancas y negras

Permiten la configuración de listas positivas (blancas), a las que se permite el acceso y listas negativas (negras), a las que se deniega.
Las listas negras consisten en determinar las páginas a las que se restringe el acceso; lo cual lleva un peligro asociado, y es la rapidez con la que se añaden cada día contenidos y páginas a la Red y por tanto es prácticamente imposibles tenerlas actualizadas.
Las listas blancas son más restrictivas pero aseguran le denegación de acceso a determinados contenidos. Se trata de listas de páginas a las que se permite el acceso por considerarlas apropiadas.

Etiquetado de páginas

Todas las páginas contienen una serie de etiquetas de clasificación que determinan el contenido de la misma. Con esta técnica se permite el bloqueo por parte de navegadores y herramientas a páginas que contengan ciertos contenidos determinados por los padres/educadores.

Este sistema tiene sus partes positivas y las negativas. Como positivo, señalar que es independiente del idioma, lo que posibilita la restricción de un mayor número de contenidos, y el hecho de que es el propio padre/educador quien bloquea lo que cree oportuno. Lo negativo es que no siempre existe dicha clasificación en ciertas páginas porque no existe un estándar común que sigan los generadores de contenidos y de páginas web.

Pero no sólo existe la posibilidad de establecer un control en Internet, también los móviles y las consolas empiezan a introducir una serie de restricciones en su uso.

De nuevo quiero agradecer a INTECO por esta magnífica información que nos brinda a todos los padres, y en este caso concreto sobre el control parental.

email

Share

,