Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

El peligro de los adolescentes y los smartphones

Cuando los niños se convierten en adolescentes nos van pidiendo cada vez más cosas, más dinero, etc. Hoy en día lo que más se lleva son los smartphones o móviles inteligentes, con los que podemos conectarnos a la red, ver el correo, las redes sociales o utilizar los servicios de mensajería instantánea. Pero todo tiene su riesgo, y sobre todo en el ámbito del ciberbullying, por eso hoy os voy a dar una serie de consejos por si vuestros hijos ya os están pidiendo un Smartphone.

¡Papá, papá, quiero un Smartphone!

El uso de estos teléfonos inteligentes está de plena actualidad, pero deben usarlo siempre bajo unas medidas de seguridad que, a veces, los menores desconocen y que los padres debéis enseñarles.

Los padres siempre sois conscientes de vuestro papel como principales responsables de la educación de vuestros hijos en cualquier aspecto de la vida y, como no podía ser menos, también debe ser así en el uso de las nuevas tecnologías.

Los smartphones les permiten múltiples funcionalidades. Con ellos se comunican con sus amigos, utilizan diferentes aplicaciones para jugar, actualizan y visitan sus redes sociales favoritas,  etc.

adolescentes y móviles


Establecer normas en el uso de los móviles

Cuando vuestros hijos tengan un teléfono móvil es importante que juntos establezcáis unas normas de uso y que los padres veléis por su cumplimiento para prevenir falta de seguridad en estos dispositivos.

Como ocurre con otras muchas cuestiones domésticas, como por ejemplo las horas de televisión, la organización en tareas domésticas, los días establecidos para utilizar la videoconsola, etc., los móviles no son una excepción y los niños deben usarlos aplicando ciertas normas. Estas reglas debéis hablarlas con ellos y aseguraros de que las cumplan.

Establecer normas de forma consensuada es, sin duda, uno de los mejores elementos educativos y de prevención de riesgos del uso de dispositivos móviles. Además, los padres debéis tener presente que debe primar el uso de normas sobre castigos y restricciones de uso.

Estas normas, además, pueden evolucionar y adaptarse a la madurez del propio menor, así como a la evolución tecnológica del teléfono móvil que utilice.

Dentro de los aspectos que no podéis dejar de lado dentro de estas normas están las siguientes:

  • Zonas de uso del dispositivo móvil: hay que promover el uso en zonas comunes frente a lugares más aislados, como dormitorios.
  • Delimitar los tiempos de uso.
  • Si no es estrictamente necesario no deberían acudir con el Smartphone al colegio o instituto.
  • Servicios y usos del dispositivo  (cámara, acceso a Internet, aplicaciones de redes sociales, juegos, radio, música…)
  • Limitar el gasto para el uso del dispositivo analizando las posibilidades que ofrecen los diferentes operadores: tarifas de datos, créditos virtuales, restricción por volumen de datos, etc.

 

Información vía: menores.osi.es

email

Share

, ,