Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

El peligro del “Internet de las cosas”

Para todos aquellos que no lo conozcáis, el concepto de Internet de las cosas hace referencia a todos aquellos aparatos, electrodomésticos, nuevos dispositivos, vehículos y demás, que anteriormente no incorporaban conexión a Internet y que están empezando a incorporarlo.
En este sentido, en el mercado ya tenemos disponibles lavadoras con conexión a la Red, bombillas y lámparas, cerraduras para la casa, termómetros digitales, frigoríficos, cámaras de fotografía, smartwatch o relojes inteligentes, pulseras para actividad deportiva y descanso, videoconsolas y hasta coches entre otras muchas cosas.
Dispositivos que algunos no sorprenden porque ya están bastante popularizados y empiezan a estar muy utilizados, sin embargo otros, no lo están tanto aunque con el tiempo nos acostumbraremos a su presencia.
Todo este maremágnum de tecnología hiperconectada nos facilita muchas cuestiones: la domótica, el poder controlar muchas cosas de la casa desde nuestro propio smartphone, los coches con Internet el poder hacer muchas cosas desde nuestros vehículos que antes eran impensables, las cámaras, el poder mandar nuestras fotos nada más hechas a nuestro servicio de almacenamiento en la nube, los frigoríficos con internet el poder saber su contenido sin abrirlo, gestionar la compra online o acceder a recetas, y un sinfín de ventajas. Es el mundo que nos ha tocado vivir, y que cada vez va a ir a más. Ya no se puede parar, hay que subirse a él.
Pero todo no son ventajas…

Los riesgos del Internet de las cosas

Hoy en día todo lo que está conectado a la Red parece que puede ser vulnerable para aquellos que dominan la informática y la usan con fines maliciosos.

Internet de las cosas

Y esto que a priori a muchos les parecerá carente de peligro, si nos paramos a pensar un poco no lo está. Repasemos:

  • Hay cámaras reflex que ya tienen wifi como comentaba, y esto puede suponer un riesgo si no se toman las medidas oportunas, ya que se podría acceder a ella desde otro terminal a través de su wifi, extrayendo lo que haya en su tarjeta de memoria (vídeos y fotografías) e incluso haciendo vídeos y fotografías a través de ella. Una auténtica vulnerabilidad de nuestra privacidad. Conexión wifi en cámaras.
  • Los coches comienzan a salir al mercado con conexión a la Red, pero se ha visto que puede hackearse, obteniendo la información del propietario o  dónde está ubicado ese vehículo a través del gps en todo momento, desgranando la actividad de su propietario a diario, dónde vive, dónde trabaja, dónde lleva los niños al colegio, etc. E incluso llegando a controlar mandos del coche como los pedales y el volante: Coches hackeables.
  • Frigoríficos inteligentes también has sido hackeados, con lo que pueden ser utilizados para robarte contraseñas y usuarios, redirigir SPAM y virus, cometer fraudes y delitos, etc.
  • Las modernas smart tv con cámara incorporada y acceso a la Red, también han sido hackeadas y puede ser utilizadas para espiar a los usuarios, las conversaciones que se producen en frente de ella cuando está encendida, grabaciones y capturas con la cámara o incluso robar datos del propietario y suplantarlo la identidad. Enlace a noticias: noticia 1, noticia 2.

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos aparatos que empezamos a tener en nuestro poder con acceso a Internet.

Con este artículo, además de informaros, lo que pretendo es concienciaros, de que hoy en día cualquier aparato que tengamos que pueda conectarse a Internet puede ser vulnerable, y por lo tanto, primero, debemos tener una especial atención de la información que en él guardamos y manipulamos mientras estemos conectados, y segundo, debemos aprender a protegerlos cuando se conecten, intentando proteger su acceso con buenas contraseñas, bloqueos de pantallas, actualizaciones de software y firmware, o incluso antivirus siempre que lo haya. Hay que extender una cultura de protección de nuestros dispositivos y de la información que estos pueden revelar de nosotros.

email

Share