Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

Errores comunes ante el ciberbullying

Hemos definido lo que es el ciberbullying, hemos visto las principales características del ciberacosador y de la víctima, consejos para los padres en caso de que su hijo sea el acosado y también cuando es el acosador, la normativa nacional e internacional que afecta a esta situaciones, pistas para detectar un caso de ciberbullying, la actuación de los centros educativos ante estos casos, el ciberbullying en las redes sociales, etc. Pero nunca hemos hablado de los errores más frecuentes que se cometen ante un caso de ciberbullying.

ciberbullying

Errores más frecuentes en el ciberbullying

– En la mayor parte de las ocasiones, el ciberbullying se produce entre menores, con lo que muchas veces las reacciones de los padres ante el conocimiento de la situación es intentar solucionarlo a través de las familias. Esto en la mayoría de las ocasiones no tiene buenos resultados, ya que no hace desaparecer los motivos por los que el acosador está acosando a la víctima y no se soluciona el problema. El resultado es que la implicación emocional entre los padres con sus hijos, hace que en muchas ocasiones cuando se intenta arreglar entre familias, la cosa empeore, y al final acabe siendo una guerra con dos bandos familiares.


– En otras ocasiones no se denuncia por parte de la familia acosada por miedo a posibles represalias de los acosadores, o bien por vergüenza y el miedo al que dirán p a ser señalado por los demás. Pero igualmente el no hacerlo no soluciona el problema y puede producir daños irreparables en la víctima.

– La falta de discreción en estos casos también suele ser habitual. No se debe señalar ni al acosador ni al acosado. Las familias no se les ha dejado expresar el malestar que sienten y necesitan desahogarse con otras personas de su entorno, con lo que víctima y acosador serán señalados con el dedo.

– El simple cambio de institución educativa tanto de la víctima como del acosador tampoco soluciona el problema, ya que no ataca los motivos que llevan al acosador a actuar de esta forma ante la víctima.

Ante un caso de ciberbullying hay que actuar y actuar sin dudar. No por el hecho de vengarse, sino por el hecho de que los especialistas actúen ante el caso y ante el acosador, con la finalidad de depurar responsabilidades y de evitar que vuelva a suceder, y con la víctima, para reparar los posibles daños que se hayan podido producir.

email

Share

,