Facebook
Sígueme en Facebook
Libro: ¡P@adres en alerta! Nuevas Tecnologías

Bullying, El acoso Escolar

bullying o acoso escolar

Qué es el Bullying

Hay muchas definiciones de bullying o acoso escolar, pero una de las más aceptadas es: maltrato físico y/o psicológico intencionado y continuado que recibe un niño, por parte de otro o de un grupo, que presentan un comportamiento cruel hacia él,  con el objetivo de someterlo, agredirlo y asustarlo. El bullying implica burlas, agresión o exclusión de una víctima.

El acoso se puede dar en diversas formas:

–          Verbal: es el más frecuente. Insultos, menosprecios en público, burlarse de defectos físicos, etc.

–          Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros, marginando e ignorando su presencia, con la finalidad de que los demás también contribuyan a ello.

–          Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, puñetazos, etc. Suelen ser pequeñas acciones, pero que debido a su repetición, ejercen una gran presión sobre el acosado. Se da con más frecuencia en educación Primaria que en Secundaria.

–          Psicológico: produce un descenso de la autoestima del individuo y fomenta temor y su ansiedad.

Cualquiera de ellas tiene graves efectos sobre el acosado, y no siempre se dan de forma aislada, también ocurren combinándose las unas con las otras.

Tradicionalmente se ha observado que era un fenómeno que afectaba más a los niños que a las niñas. Actualmente se están equilibrando las diferencias entre los sexos, y las variaciones ya solo se mantienen en cuanto al tipo de bullying o acoso: entre los chicos se da sobre todo el acoso de tipo físico y en las chicas más el verbal y el social.

bullying o acoso escolar


Causas del bullying

Frecuentemente, como en otras tantas cuestiones, el bullying o acoso escolar es multicausal, es decir, obedece a la conjunción de distintas causas:

Factores familiares: puede haber factores como la falta de vínculos familiares o estos son inadecuados, el abandono, agresividad y violencia en la familia, un estilo paternal autoritario, etc.

Factores personales: por parte de la víctima, suele haber una personalidad retraída y dificultad para las relaciones sociales. En el caso de los agresores, suele haber un carácter violento y autoritario, así como un déficit en el control de impulsos.

email

Share

, ,